Se relaja la vigilancia en la nave de carnes

74

Como hasta hace días, ya no se advierte tanto a los uniformados

“Que no se fueran cuando menos”, piden en el “Baltazar R. Leyva Mancilla”

“Tenemos que trabajar, tenemos que comer, que laborar”, asegura comerciante

Chilpancingo, Gro., Junio 20´2022. Agencia  de Noticias Guerrero (ANG).- Este fin de semana se regularizó por completo la venta de pollo en el mercado “Baltazar R. Leyva Mancilla”, sin embargo, el producto que expenden los comerciantes es aun escaso.

“Normal, se puede decir, porque es poco pollo lo que nos están trayendo, están vendiendo de a poco, no como quisiéramos pero ya hay producto; la ventaja es que haya producto para que la gente pueda venir”, expreso Daniel Sánchez, comerciante de pollo en el mercado central.

Pese a lo ocurrido semanas anteriores, los compradores acuden a la central de abasto a surtir su despensa sin mayores problemas, aunque algunas personas aún temen que pueda repetirse lo ocurrido el 6 de este mes, cuando un distribuidor de pollo fue asesinado en uno de los pasillos de la nave de carnes.

“Sigue viniendo la gente, normal, aparte yo digo que tenemos trabajar, tenemos que comer, que laborar, ahora sí que pasan cosas en cualquier lugar en la calle, donde quiera, hay que salir a comprar, a salir al centro, a todos lados”.

Para los comerciantes la situación es complicada prácticamente en todos lados y no sólo el mercado donde ocurrieron estos hechos que provocaron el cierre de todas las pollerías durante tres días consecutivos.

Debido a la vigilancia que se implementó en la central de abasto la distribución de pollo no se ha visto interrumpida, pese a que son menos los distribuidores que surten de este producto a los comerciantes.

En torno a la seguridad, el operativo que autoridades de los tres órdenes de gobierno mantenían de manera permanente en la nave de carnes se relajó, ya que este fin de semana no se observó a los binomios caninos ni elementos de la Guardia Nacional, Ejército, Policía del Estado y del municipio, “a ratos pasan, se dan sus vueltas y se van”.

– ¿Ya no están aquí como hace unos días?

– No, el primer día sí estuvieron, el segundo día me parece que también, pero creo que se andan dando vueltas, al parecer dan la vuelta completa y regresan y así andan, con perros. Que no se fueran cuando menos.

“La idea es que la gente que acude a comprar lo haga con la seguridad de que no pasará algo mientras realiza sus compras y para los comerciantes, que se les garantice su integridad mientras trabajan en la venta de su producto”, concluyó.

En tanto, algunas compradoras de pollo celebraron que la venta de este producto se haya regularizado, “ya queríamos pollo”, expresó un ama de casa que acudió a surtir su despensa.

En torno a la seguridad, dijo que no hay temor de acudir a realizar sus compras debido a que se ve la seguridad que hay en torno al mercado.